miércoles, 16 de enero de 2013

Me bajaré de mis tacones...

Me bajaré de mis tacones, no es que sea para siempre,  es que estoy algo cansada.

Me he dado cuenta últimamente, que camino muy deprisa, que no mido bien mis pasos y ya no alzo la mirada.

Me bajaré de mis tacones, voy a darles un respiro.
Sé que no va con mi imagen, que no pega con mi estilo.
Quizás me veas más bajita, es normal a ras del piso. Intentaré mostrarme firme y sonreír a pasos fijos.

Tal vez mi andar no sea el mismo, tal vez no sea tan femenino, pero mis pies harán los suyo y descansaré mientras camino.

Me bajaré de mis tacones, porque mis pies me lo han pedido…
No sé cuándo vuelva a usarlos, no lo tengo definido.
Tómame bien de la mano, que no suelo dar indicios , suelo ir a paso firme, y luego echarme si es preciso.

Son por eso las caídas y lo morado de mis manos…todavía quedan heridas, pero ya se irán sanando.

Solamente son segundos, quizás minutos no tan largos, ten paciencia que soy terca y escurridiza como un gato.

Me bajaré de mis tacones, descansaré de mis zapatos.
Y si ya planeas quedarte, no hay problema te hago espacio. Limpiaré muy bien mi armario, barreré todo el pasado.
Tal vez quede algún recuerdo, pero ya se irá esfumando.

Si por momentos yo me alejo, dame un apretón de manos, será esa nuestra clave para quedarme ahí a tu lado.

Ponte unos zapatos cómodos, que mi paso es arriesgado, no me importan si son viejos, mientras vayas a mi lado.

Bajaré de mis tacones, porque sé que no has llegado. Es que estoy algo cansada, de pisar sobre pisado.

Ya no quiero estar arriba, y mis tacones son muy taltos...
Cuando llegues grita fuerte, grita que te estoy llamando.

Mientras voy a hacerte espacio, un lugar en el armario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...