sábado, 11 de febrero de 2012

Karma

Yo no quiero que te quedes,
solo quiero que me pienses,
me recuerdes cuando intentes
olvidarme al no ternerme.

Yo te pienso en el abismo,
de mis noches tan oscuras,
al silencio de mi vida,
en las horas más profundas.

Te amaré por más callada,
Cuando no exista el sonido,
cuando con tan poco ruido
solo escuches mis latidos...

Si algún día desde adentro,
olvidáses los momentos,
escucharas esta historia
comprendieras el lamento.

Que me hizo huir tan lejos,
que me hizo alzar el vuelo,
me obligo a seguir de frente
y no voltear hacia tu cerco.

Hoy ya nada es suficiente,
porque entiendo tu misterio,
entiendo tanto tu tristeza,
que la siento muy adentro.

Y sé bien que lo merezco,
como tu mereces vida,
sé muy bien que estas lagrimas,
son la causa enfurecida.

De un instante de cinismo,
de un enredo sin salida
de no haberte demostrado
que para mi tú eras mi vida.

Que no siempre son los actos
los que llevan sentimientos
muchas veces la cabeza
no me avisa y corre el riesgo.

Solo quiero que lo sepas
te llevo siempre en el recuerdo.
Te llevo siempre en la distancia
Y aún te siento cuando duermo...

1 comentario:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...