lunes, 25 de julio de 2011

No hay día...

Y no hay día en que no me acuerde.
De aquella vaga sonrisa, de tus palabras hirientes,
Ni del cigarrillo en la mesita, ni del olor a tabaco.

No hay día en que no piense si hubiera funcionado;
No hay día en que piense que eres lo mejor que me ha pasado.

No hay día en que sin irme me vaya tan lejos;
Y lleve a mi mente tan cerca de tus brazos...

No hay día en que no anhele escucharte una palabra;
O quedarme contigo oyendo la canción que nos gustaba.

No hay día que sienta que pudo haber seguido;
Si no fuese por tus dudas y tu poco compromiso.

No hay día que no pase en que intente convencerme;
que fue mejor así porque no luchaste por tenerme.

No hay día en que desee que el día termine,
Para dormirme y soñarte;
para olvidar que te fuiste.

No hay ningún día exacto para dejar de decirte,
que te fuiste queriendo quedarte,
que te fuiste porque así lo decidiste...

No hay jazz, ni samba, ni días
Ni grandes recuerdos que alegren mi vida...
Para pensar en futuro con tu vida y la mía;
Para creer que lo nuestro tenía una salida.

Que pudimos haber estado juntos contra viento y marea;
Pudimos haber luchado contra todo lo que viniera...

Si no fuese porque al tiempo le faltó enseñarnos
A tratar de perdonarnos a pesar de lo que fuera...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...