miércoles, 9 de marzo de 2016

Yo te quiero...

Yo te quiero...
Como pocas cosas buenas pueden quererse en la vida.
Te quiero con anhelo y con ternura.
Te quiero como quieren los enamorados y los que jamás han sentido amor del bueno.
Te quiero tanto o más que al olor a tierra mojada, como a los viernes a las 6 de la tarde y como al sabor de la tarta de queso.
Te quiero por elección y no por casualidad. Te quiero como pocas cosas buenas se quieren en la vida.
Con las ganas de café caliente en una mañana bajo cero. Con el deseo de agua fresca en medio del desierto.
Te quiero porque te siento.
Como se siente el sol picante en uno de esos días de playa que tanto odiamos, o como a la necesidad de brisa al atardecer después de caminar por horas.
Yo te quiero...
Como pocas cosas buenas pueden quererse en la vida.
Con el fanatismo extravagante que una persona le tiene a su grupo de rock preferido, o con la tranquilidad que me provoca el sonido del teclado mientras escribo estas palabras.
Te quiero como pocas cosas buenas se quieren en la vida.
Como la primera vez que te regalé mis ojos eternamente, o como aquella vez que recostados te dije que tu cuello era mi lugar favorito, así te quiero...
Y si un día de estos en que el que seguramente ya nos hayamos olvidado, decides recordarnos.
Piensa que te quiero como pocas cosas buenas se pueden querer en la vida.
Porque solo lo bueno se queda para siempre. Aunque dure poco...



Enviado del iPhone de Adriana

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...