martes, 20 de septiembre de 2016

...

Supe que lo amaba cuando llegué a su casa en busca de calma...

Enviado del iPhone de Adriana

miércoles, 9 de marzo de 2016

Yo te quiero...

Yo te quiero...
Como pocas cosas buenas pueden quererse en la vida.
Te quiero con anhelo y con ternura.
Te quiero como quieren los enamorados y los que jamás han sentido amor del bueno.
Te quiero tanto o más que al olor a tierra mojada, como a los viernes a las 6 de la tarde y como al sabor de la tarta de queso.
Te quiero por elección y no por casualidad. Te quiero como pocas cosas buenas se quieren en la vida.
Con las ganas de café caliente en una mañana bajo cero. Con el deseo de agua fresca en medio del desierto.
Te quiero porque te siento.
Como se siente el sol picante en uno de esos días de playa que tanto odiamos, o como a la necesidad de brisa al atardecer después de caminar por horas.
Yo te quiero...
Como pocas cosas buenas pueden quererse en la vida.
Con el fanatismo extravagante que una persona le tiene a su grupo de rock preferido, o con la tranquilidad que me provoca el sonido del teclado mientras escribo estas palabras.
Te quiero como pocas cosas buenas se quieren en la vida.
Como la primera vez que te regalé mis ojos eternamente, o como aquella vez que recostados te dije que tu cuello era mi lugar favorito, así te quiero...
Y si un día de estos en que el que seguramente ya nos hayamos olvidado, decides recordarnos.
Piensa que te quiero como pocas cosas buenas se pueden querer en la vida.
Porque solo lo bueno se queda para siempre. Aunque dure poco...



Enviado del iPhone de Adriana

miércoles, 8 de julio de 2015

Si usted no sabe domar demonios no desate los míos.









Enviado desde mi iPhone

viernes, 12 de junio de 2015

No eres tú, soy yo...

No fue lo malo sino lo bueno.
No fueron las palabras sino las sonrisas.

No fui yo, fuiste tú...

Quien se perdió sin previo aviso,
Quien decidió no ser el mismo,
Quien cambió todo en un descuido,
Quien terminó con lo vivido...

Quien ya no era mi persona,
Quien me quitó lo que enamora...
Quien olvidó darme esos días
En los que solo había alegría.

No fui yo, fuiste tú...

Quien se alejó sin dejar nota
Quien me cambió por otras cosas
Quien se olvidó de mis abrazos
Quien prefirió ir a otros lados...

No fui yo, fuiste tú...

Que no avisó de su egoísmo
Quien hizo alarde del cinismo
Quien puso al frente las mentiras
Quien eligió al fin la huída.

No fuiste tú, fui yo...

Quien sí creyó en tu entusiasmo,
Quien se entregó sin más reparos
Quien no pensó que le harías daño
Quien no dudó en tomar tu mano.

No eres tú, soy yo...

Que nunca pienso cuando amo
Quien aun cree en el amor sano,
Que lo doy todo imaginando
Que a mi también me están amando...

Y hoy que estas tan alejado
Todavia creo que no eres malo,
Simplemente no supiste
Valorar lo que formamos...














Enviado desde mi iPhone

martes, 9 de junio de 2015

Dos Segundos...

Dame dos segundos de tu vida
Deja a un lado esa ira,
Ven y quédate conmigo
Di que no habrá despedidas...

Dos segundos de tu vida
No lo pienses y respira.
Date el tiempo de quererme
Y te querré todos los días...

Te querré sin que lo pidas,
Te querré sin cobardía,
Te querré por que eres alguien
A quien quiero sin medidas.

Dame dos segundos de tu vida
Que no te asuste la alegría
No tengas miedo a quererme
Yo te quiero sin mentiras.

Dos segundos de tu vida...
Para que yo quede perdida
En tu mirada oscura y tierna
Y tú te pierdas en la mía.

Que por fin sin tantos miedos
Sea yo en quien confías,
Que por la noches en tus brazos
Yo me sienta protegida...

Dos segundos de tu vida
Para que sientas todo el día
Que esta puede ser la historia
Más estable, más tranquila.

En dos segundos de mi vida
Sentiré por fin la dicha
De encontrar a quien me llene,
Que facilite mi estadía...

Que complete mis sonrisas,
Que me quiera sin decidía,
Que me apoye sin reproches,
Que me ame y me lo diga...

Para amarnos sin reparos,
Para confiarnos nuestras vidas,
Para que no queden más dudas

Dos segundos de tu vida
Y dos segundos de la mía
Bastarán para besarnos
Bajo la luna como espía.











Enviado desde mi iPhone

lunes, 8 de junio de 2015

No recordaba como extrañarte...

No recordaba cómo extrañarte, porque hacia tiempo ya, que no andabas por mi cabeza.
No recordaba el sentimiento, punsante, constante. La respiracion agitada, las ganas de oirte...

No recordaba cómo extrañarte. Al paso del tiempo hice un muro irrompible, de un tamaño incalculable, grande como una fortaleza. Dura como una piedra.

No recordaba cómo extrañarte, tanto dias divagabamos mi ser y yo acerca de qué hacer contigo...
¿Te borramos como a un escrito?, ¿Te echamos a la basura?, ¿Te maldigo mil veces, o te hago indiferente?.

En las noches largas, llenas de tension y soledad. En la lejanía de mi cama, me siento a recordar...
Se producen suspiros y medias sonrias...
No recordaba cómo extrañarte, y al paso del tiempo, llegas tan poco a poco, pero con aplomo que no se si sea un antojo, o el presente que te trae más fuerte que otras veces.

No queria recordarte! Has estado permanente, te has quedado estático en ese resquicio, y no quería que salieras porque no sirve para nada.

De nada sirve recordarte. Pero es mi constumbre volver al pasado y es tu costumbre vivir el presente. Nunca he sido muy conciente, nunca estuviste tan ausente...

No recordaba cómo extrañarte. Solo sé que si te oyera nuevamente, alterarías toda mi estancia, y no quiero vivirte ahora, porque ahora es imposible.

No recordaba cómo extrañarte...ya lo he hecho muchas veces. Ahora solo falta tratar de olvidarte...

domingo, 7 de junio de 2015

Siempre...

Siempre... Al final del día, o de la noche... Aún sabiendo que no pasará.
Entro a ese lugar deseando ver un mensaje tuyo.
Es que la esperanza, a veces, es mala compañera...



Enviado desde mi iPhone

miércoles, 3 de junio de 2015

Niña Grande...

Me siguen dando miedo los truenos. Aun pienso que publicaré un libro, y pocas veces me quedo seria cuando me hacen cosquillas...
Soy nocturna nata, y aunque es difícil de creer, a veces ni yo sé de dónde saco tanta energía.
Todavía busco ese amor imperfecto, de esos que por más que dan batalla hacen que te quedes, de esos donde amas tanto que se vuelven únicos, indejables, imborrables...
Lo más curioso es que quizás esté a mi lado...
Terca por convicción, caprichosa por decisión y romántica en secreto.
Fría si me lastiman, pero cálida y protectora con los que quiero.
Amo fuerte e impulsivamente. Sin embargo, como los erizos, me escondo cuando siento que me atacan...Y me alejo, a veces para siempre...
Nada prejuiciosa, enamorada de la vida. Suelo cantar a cada rato y confieso me molesta que me interrumpan cuando lo hago...
Me reinvento con frecuencia, escribo dónde puedo y como quiero...
Soy la consejera inevitable de la gente, y más de dos juran que mi tono de voz es demasiado alto, y sí...
Me gusta pensar que la vida me guía y es buena conmigo, aunque a veces me da bofetadas, que duelen...
Me rehuso todavía a seguir los prototipos sociales y por mi, se pueden ir a la mierda...
Soy segura e independiente, pero apegada a mis ideas y a todo aquello que me haga feliz.
Suelo estar de buen humor casi siempre, sin embargo la avaricia, el egoísmo y la envidia son cosas que me ponen como una fiera.
Es que no las concibo...
Por suerte perdono desde el corazón, pero no olvido,y es una lástima...
Insoportable cuando no me quieren, hablo tan rápido que se me enreda la lengua...
No será fácil detenerme, no es nada sencillo cortarme alas.
Necesito algo más que un "Te amo" para quedarme, necesito a alguien que me haga ver lo que mis ojos por ver tan deprisa, a veces no captan la importancia, pero sí la esencia.
Sobretodo que se enamoren de a de veras, con tranquilidad. Un alma sabia, que vea donde aun nadie ha visto... Adentro de mí.
Correré en vez de caminar, y muy
seguramente responderé antes de preguntar...
Quizás a final del día busco a alguien que pueda correr conmigo, que me pueda alcanzar para que cuando yo me esté quedando sin energías, me tome de la mano muy fuerte y me diga: "siéntate que no me importa correr por ti"...









Enviado desde mi iPhone

domingo, 26 de abril de 2015

Me pregunto si me quieres...

Me pregunto si me quieres…
Si es tanto como lo dices
Me pregunto si en el fondo
No será que solo finges.


Me pregunto si me quieres
Cuando no estas a mi lado,
Cuando te vuelves mi insomnio,
Y cuando el mar te va alejando…


Me pregunto si me quieres
Cuando me acoges en tus brazos
Me pregunto si algún día
Te entregaras sin más reparos…


Me pregunto si me quieres,
Si no piensas demostrarlo,
Me pregunto si tu ego
Tomará al fin un descanso…


Para dejarte libre un día
De los demonios del pasado, 
Si soltarás el grande escudo
Que te impide demostrarlo…


O quizás para aclararte
Y dejar todo aclarado
Para decirme que no puedes
Amarme como has amado…

Y entenderé si no me quieres,
Si para ti solo es un rato,
Entonces yo estaré dispuesta
A dejar libre tu espacio.

Me pregunto si me quieres
Porque no puedo confirmarlo,
El tiempo pasa día a día
Y tú sigues rechazando…

A mi mano por las calles,
A demostrarlo en todos lados.
Me pregunto si algún día
De mi te iras enamorando

Me pregunto si me quieres,

Si me dirás algún “Te amo”
O si en tus ojos algún día,
Se verán los míos reflejados…


Y si al final sí te enamoras,
de esta que te escribe algo,
Espero que mi corazón no falle,
que todavía te esté esperando.


Que te conserve un espacio,
Un lugar para tu abrazo
Que no esté ya tan cansado
Después de haberte dado tanto.


Que aun te ame como ahora
Y que puedas confortarlo
Que después de tantas dudas
No se sienta desplazado...

Me pregunto si me quieres
Cuando yo te quiero tanto
Me pregunto si tu orgullo
Echarás por fin a un lado.

Para que ya no haya mas dudas
Para que solo haya abrazos
Para que de una vez confirmes
Que yo nunca te haré daño.

Me pregunto si me quieres
Como yo te estoy amando,
Si por fin después de un tiempo
A tu amor ya me he ganado...

martes, 14 de abril de 2015

Confusión....

Y se acaban ya las horas...

Se acaba el tiempo para unirnos.
Se hace noche ya obscurece
y aparecen los quejidos...

De nuestros seres que se quieren,
Con un miedo enfurecido.
De dos seres que se anhelan
Como nunca lo han vivido.

Y hay silencios que nos dicen...
Lo que tenemos reprimido.
Te veo lejos y estás cerca
Y aun no estamos convencidos.

De poder dar ese paso
Que se acerca a lo divino,
De dejar atrás un mundo,
Del que siempre hemos huido.

En los días tan soleados,
Que parecen poco fríos
Donde solo nuestros ojos
Ahora tienen un vacío.

Donde solo quedan noches
Tan repletas de suspiros...
Donde a veces descansamos
De nuestros egos aturdidos.

Busco entonces en tu cuello
Mi descanso, mi delirio.
Tú me dices con tus manos
Que te vas haciendo mío.

Que no hay día que no me pongas
A tu pecho de cobijo.
No hay un día en que no me pidas
Que te abrace como a un niño.

Es entonces donde encuentro
Mi lugar tan pleno y fijo
Es entonces cuando admito
Que tus brazos necesito...

Y así somos peculiares
Somos un duo distinto
Que empezó su propia historia
Sin haberse conocido.

Cuando aquella noche triste
Me buscaste sin pedirlo,
Cuando después de dos sonrisas
Tú y yo ya éramos amigos...

Y aquí estamos aun perdidos
Sin saber bien nuestro sitio
Tú preguntas si te quiero
Y te pregunto a ti lo mismo...

Y se acaban ya las horas
Los minutos ya se han ido
Lo que sí tenemos claro
Aunque nos cueste admitirlo...

Es que fue en esa noche
Estrellada y con gran brillo
Donde sin imaginarlo
Empezó nuestro camino...



Enviado desde mi iPhone

martes, 13 de mayo de 2014

Cada beso

Te devuelvo cada beso...
Cada beso que nos dimos. Cada beso que tuvimos
Te los devuelvo por escrito,
porque no tengo otra manera
de deshacerme de lo dicho.

Te los devuelvo si los quieres,
te los dejo en este sitio.
Te los doy si me prometes
guardarlos tal como los dimos.

Quédatelos en el bolso,
o por si acaso en el abrigo.
Donde nadie pueda verlos,
Donde no puedan pedirlos...

Te devuelvo cada beso,
Te los dejo por escrito.
Te los dejo en estos versos
Con punto, coma y suspensivos.

Te devuelvo cada beso,
Cada uno que nos dimos,
Cuando el mundo era tan nuestro
Cuando tú y yo lo vivímos.

Te devuelvo nuestros besos,
Con sus caricias y sonidos,
Yo los dejo en esta hoja,
Por si deseamos revivirlos....

lunes, 12 de mayo de 2014

Se me da eso de quererte...

Se me da eso de quererte...

Se me da todas las noches,
cuando todo está callado,
cuando ya ha pasado  el día,
y ya no hay nada soleado.

Se me da eso de quererte...

A pasos agigantados,
Aunque a veces no parezca
yo te quiero aquí a mi lado.

Se me da eso de quererte
Aunque no lo hayas notado,
Aunque yo finja demencia
y no parezca demasiado.

Que te quiero como nunca
como nunca he amado.
Que te amo como siempre,
como siempre lo has deseado.

Se me da eso de quererte,
De quererte aquí a mi lado...

Aunque todavía no sepa
Si esto es presente o ya es pasado..

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...